Lo bonito de aprender es poder compartirlo con los demás…

Las voluntarias de nuestro Grupo de Encuentro “El Mundo en tu Cocina” durante las fechas navideñas nos ha ido enviando fotos de los dulces caseros que han realizado gracias a las recetas y los consejos proporcionados por las voluntarias durante los diferentes Grupos de Encuentro.

¡Animaos vosotros también a realizar estos deliciosos dulces, repetiréis seguro!

El día de Reyes se acerca… ¡todos a preparar el roscón!

El día de Reyes se acerca por ello nuestras participantes del Grupo de Encuentro “El Mundo en tu Cocina” de Redován, han elegido realizar este delicioso dulce navideño.
En el Grupo de Encuentro de hoy, nuestra voluntaria Susi, ha compartido con el resto de voluntarias la receta que ella realiza del famoso “Roscón de Reyes”.

Susi no cuenta a sus compañeras del taller que es muy importante la cantidad de harina que se añade al roscón, ya que en el caso de echar demasiada harina, el roscón puede salir duro. Susi les cuenta al resto de voluntarias, que a ella le gusta echarle unas gotas de flor de azahar, ya que le da un sabor muy bueno, y un aroma que le recuerda a los campos de limoneros que habían alrededor de su casa donde vivía cuando era pequeña. Tras este taller hemos podido comprobar que el roscón navideño es un postre muy versátil, ya que cada una de las diferentes participantes nos ha contado cómo lo realizan y cuáles son los diferentes ingredientes que utilizan para su elaboración.
A pesar de lo que podamos pensar, el origen del roscón no tiene nada que ver con la llegada de los Reyes Magos a Belén para adorar al Niño, sino que está relacionado con los saturnales romanas, éstas que no eran más que fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Para estos festejos se elaboraban unas “tortas” redondas hechas con higos, dátiles o miel, y después se repartía por igual entre los plebeyos y esclavos.

Atreveros con la receta!!

INGREDIENTES:

– 1 Kg de harina
– 3 huevos
– 250 gr de azúcar
– 200 gr de agua
– 50 gr de leche
– 200 ml de aceite de oliva
– 50 gr de mantequilla
– 75 gr de levadura de panadero
– Ralladura de limón
– Ralladura de naranja
– 1 CC de azahar
– Para la decoración huevo batido, fruta confitada y almendra fileteada

ELABORACIÓN:

– Lo primero será disolver la levadura de panadero en la leche y reservar
– En un bol añadimos el resto de ingredientes ( es recomendable tamizar la harina y que la mantequilla este pomada) vamos removiendo hasta que estén todos muy bien mezclados (podemos hacerlo con la ayuda de una espátula).
-Enharinamos una superficie y empezamos a trabajar la masa con las manos, hasta que deje de pegarse.
-Ponemos en un recipiente, tapamos con film de cocina y dejamos la masa doble su tamaño (2 ó 3 horas).
-Cuando la masa haya crecido suficiente es el momento de darle forma. Primero que nada debemos tener preparada una bandeja con papel de hornear.  A continuación sacamos la masa del recipiente y la amasamos 1 minuto para sacarle el aire. Formamos una bola con la masa y una vez en las manos le hacemos un agujero en el centro con los dedos pulgares de ambas manos. Sin soltar la masa vamos abriendo el agujero para ir formando el roscón.
-Dejamos el rosco en la bandeja, tapamos con un papel de horno y dejamos que leve, hasta que duplique su tamaño.
-Cuando esté bien grande, pintamos con huevo batido y decoramos al gusto con frutos secos o fruta escarchada.
-Metemos en el horno a 180º unos 25 minutos.

roscondereyes.jpg

Bombones caseros…lo mejor para estas fechas navideñas

Los bombones son una de las recetas más especiales de la Navidad en España, y su receta varía según quien la realice, aunque sí que se conservan los ingredientes comunes. En el Grupo de Encuentro de hoy, la receta de los bombones la ha compartido con el resto de participantes nuestra voluntaria Susi. Para ella la realización de estos bombones es muy especial, ya que le recuerda a aquellos años atrás cuando se acercaban las fechas navideñas y se reunían toda la familia para realizar los dulces caseros. Susi le explica al resto de participantes que la receta de bombones es algo muy especial y personal, por ello cada una debe de darle su “toque especial”, para ella el chocolate blanco combinado con los frutos secos son sus ingredientes favoritos.

Existen diferentes historias sobre los orígenes del bombón, ese pequeño y apreciado dulce que tanto gusta. Seguramente la más afamada y extendida sea la historia sobre el pastelero del monarca francés Luis XIV (el también conocido como Rey Sol), le presentó unas pequeñas frutas bañadas en chocolate. Tras probarlas, Luis XIV respondió con un bon bon, indicando de este modo su aprobación. De bon bon (en francés, bueno bueno) surgió el término bombón, que es el nombre que a día de hoy reciben estas pequeñas delicias de chocolate. Desde que el Rey Sol bautizara de forma accidental a cualquier tipo de chocolate relleno con el nombre de bombón, éste ha ido ganando en popularidad. Sin embargo, no fue hasta principios del siglo XX cuando se empezaron a popularizar gracias a la aparición del producto en el mercado estadounidense.

INGREDIENTES:

– Tableta de chocolate de cobertura de diferentes tipos (con leche, blanco, negro…).
– Aceite de oliva
– Frutos secos.

ELABORACIÓN:

– Fundimos el chocolate al baño María, siguiendo las instrucciones que nos indican en el envase.
– Añadir una cucharada sopera de aceite de oliva para que los bombones, salgan brillantes.
-Dejamos atemperar el chocolate y lo vertemos sobre los moldes. Mover un poco para que no queden burbujas en el interior y se queden bien rellenados los huecos. En este momento es cuando podemos rellenarlos con frutos secos, almendras, cacahuetes, nueces etc…
-Limpiar con una espátula el chocolate sobrante de los moldes.
-Dejamos enfriar en la nevera al menos horas y después los desmoldamos.

 

Polvorones caseros…la gran delicia de la Navidad

El Grupo de Encuentro de hoy se ha llevado a cabo en el Centro de Personas de la 3º Edad de Redován, desde las 15:30 a las 17:00 de la tarde. La receta que se ha llevado a cabo es una de las recetas más especiales de la Navidad en España.
Las receta de los polvorones varía según quien la realice aunque sí que se conservan los ingredientes comunes. Las participantes del Grupo de Encuentro en la sesión de hoy han compartido a parte de las diferentes variaciones que tiene esta receta, las historias que les surgen en su cabeza cuando las realizan. En esta ocasión ha sido Rocío quien ha compartido y explicado su receta al resto de voluntarias.
Las voluntarias nos cuentan que cuando se acercaban las fechas navideñas estaban ansiosas por poder realizar dichos postres con sus abuelas o familiares cercanos. Por ello cuando realizan esta receta les vienen a la cabeza aquellos bonitos recuerdos en los que compartían el momento de realizar estos dulces con familiares que ya no están con ellos.
Lola, una de nuestras voluntarias, nos cuenta que aprendió a realizar este dulce navideño  porque es el dulce favorito de su padre, por ello durante el taller ella también realizó polvorones para así poder llevárselos a su padre, y mira tú, le quedaron tan increíbles que su padre no se creía que los hubiera elaborado ella.
El origen de los polvorones se ubica en Andalucía, concretamente en la Estepa, donde desde el siglo XVI, era habitual el uso de la manteca de cerdo en la repostería. Sin embargo, fue en el siglo XIX cuando una mujer, Filomena Micaela Ruiz, quiso que los mantecados que ella elaboraba se pudieran vender en las diferentes poblaciones por las que pasaba su marido, dedicado al transporte. Para ello, Filomena elaboró unos mantecados que secaba mucho más al final de su proceso de elaboración para que se pudieran conservar más frescos, y con ello les dio la característica textura del polvorón.

INGREDIENTES:

-1/4 kg de almendra molida
-1/4 de avellana americana molida
– 500 gr de azúcar
– 200 gr de manteca o mantequilla
– 500 gr de harina
– 3 yemas
– 1 huevo
-Canela y ralladura de limón

ELABORACIÓN:

-En un bol poner la almendra, con la avellana molidas, las tres yemas y mezclar.
-Añadir una cucharadita de café de canela, la harina y el azúcar, seguir mezclando.
-Añadir la manteca o la mantequilla (si utilizamos mantequilla, es recomendable, añadir el zumo de una naranja) y a amasar hasta tener una masa homogénea.
-Extender la masa con un rodillo y dejarla de aproximadamente un dedo de grosor y recortar con cortapastas de figuritas diferentes.
-Hornear a 180º durante unos 20 minutos.
-Espolvorear con azúcar glass y canela.

Polvorones-de-Almendra-7.jpg

Grupo de Encuentro “EL MUNDO EN TU COCINA”

La Navidad se acerca y por ello da comienzo nuestro Grupo de Encuentro más navideño “DULCES DE NAVIDAD”, en el cual nuestras participantes nos deleitarán con las diferentes recetas de los dulces más típicos de Navidad. Es un taller participativo, en el cual las participantes que acudan al taller podrán elegir que dulces quieren realizar y una voluntaria será la responsable de explicarle al resto su elaboración. Al finalizar cada sesión se concretará entre las participantes que postre desean realizar la próxima semana.

Para la asistencia solo tenéis que rellenar una inscripción que encontrareis en los Servicios Sociales de Redován, o mandar un email a amics@mancomunidadlavega.es con vuestros datos personales. El Grupo de Encuentro tendrá lugar en el Centro Social de la 3º Edad de Redován, los días 29 de Noviembre y 13 y 20 de Diciembre de 15:30 a 17:00 horas.

cartel_dulces_navidad copia.jpg

Almojábanas… típico de la Vega Baja

Las almojábanas, son un dulce muy típico en la zona de la Vega Baja, se suelen elaborar en fechas muy señaladas, San José, Todos los Santos y hace algunos años eran plato estrella en bodas y bautizos.Por toda la Comunidad Valenciana podemos encontrar versiones diferentes de este dulce de origen árabe. Normalmente se comen bañadas en miel y espolvoreadas con azúcar.
Como nos cuenta Patricia, la participante que ha realizado este postre para el taller, ella conoce esta receta porque la señora a la que cuida que es nacida en la Vega Baja se la enseñó, y es un postre que le encanta a ella y a su familia.

INGREDIENTES:

-3 vasos de vino pequeño de agua
-1 vaso pequeño de vino de aceite
-500 gr de harina
-6 Huevos medianos
-Miel unos 300 g aproximadamente
-Azúcar

ELABORACIÓN:

-Poner una sartén honda a fuego medio y echar el aceite y el agua, llevar a ebullición.
-Bajar el fuego y añadir la harina para escaldarla. Mezclar hasta que se forme una masa.
-Cambiar a un bol la masa para que enfríe. Cuando este tibia, incorporar los huevos y amasar.
-Hacer bolitas del tamaño de una mandarina y darle la forma deseada (alargada o rollo).La forma que se explica es una sugerencia pero podemos hacerlo a nuestro gusto.
-Colocar en una bandeja de horno, previamente untada con aceite y hornear a 200º  unos 15 minutos aproximadamente o hasta que estén doradas.
-Dejar enfriar, bañarlas con miel y espolvorearla con azúcar.
-Es recomendable rebajar un poco la miel con agua caliente para que no estén excesivamente dulces.

almoja.jpg

Las “truchas” Canarias

Las “truchas” son un postre típico de Canarias, y se suele elaborar en las fechas de navidad. Como nos cuenta Rosa, la participante que ha realizado este postre para el taller, te das cuenta de que llega la Navidad en las Islas Canarias cuando en los supermercados empiezan a vender truchas.
Para los que no lo conocen, son unas empanadillas dulces, rellenas de boniatos, almendra y aderezadas con matalaúva, canela, ralladura de limón y licor de anís. Existen otras variedades en las Islas como las truchas de cabello de ángel e incluso truchas de almendra solamente, pero las truchas de batata son las más populares.
Rosa nos cuenta que recuerda esta receta con mucho cariño y mucha melancolía, puesto que era una receta que realizaba en compañía de su madre debido al elaborado proceso que conlleva.

INGREDIENTES:


Para la masa:
– ¼ De harina
– 1 cucharada de aceite
– ½ vaso de agua

Para el relleno:
– 1 kg de boniatos
– 1 cucharadita de matalaúva (anís en grano)
– 1 cucharadita de canela molida
– 200 gr de almendras
– Ralladura de 2 limones pequeños
– 100 gr de azúcar

ELABORACIÓN:

-En primer lugar ponemos en una olla los boniatos, pelados y partidos en dos o tres trozos, cubrimos con agua y dejamos cocer durante 20-30 minutos desde que empieza a vaporizar.
-Mientras se cocinan los boniatos, vamos picando las almendras, y para ello podemos utilizar una trituradora eléctrica o hacerlo de manera manuela con el mortero.
-Una vez cocinados los boniatos, los ponemos en un bol y los escachamos con un tenedor, después le añadimos las almendras picadas, el azúcar, la cáscara de limón rallada, la canela y el anís en grano. Removemos bien todo y probamos el punto de sabor y, si hiciera falta, rectificamos la cantidad de azúcar.
-Dejamos enfriar esta masa y ya solamente nos queda rellenar las obleas y cerrarlas. Para que el cerrado nos quede perfecto y no se nos abran al freírlas es bueno mojar el círculo de la oblea con agua y luego terminar de cerrarlas con un tenedor.
-Por último las freímos en un aceite que sea suave (oliva suave, aceite de semillas…) a la que añadiremos, en la sartén y mientras se calienta a fuego suave, un trocito de cáscara de limón y la rama de canela para aromatizar el aceite.

truchas.jpg

Chahda… conocidos también como”Bollos de sésamo”

Esta receta se llama Chahda, con su peculiar forma de “Panal de abejas”. Son unos bollos deliciosos y blanditos que se van juntando hasta formar una especie de brioche, se puede rellenar con chocolate o queso, o simplemente dejarlo solo para acompañar en desayunos y meriendas. El nombre de chahda es de origen árabe, pero el origen de este postre al igual que muchos otros está todavía por descubrir.

INGREDIENTES:

– 300 g de harina
– 2 cucharas de aceite
– 2 cucharas de azúcar
– 1 cuchara de leche en polvo
– 1 cuchara pequeña de levadura química
– 1 cuchara pequeña de levadura de panadero
– una pizca de sal
– 1 cuchara de mantequilla en pomada
– Agua para trabajar la masa,casi un vaso y medio
– Chocolate de tableta
– 1 huevo y sésamo (para decorar)

ELABORACIÓN:

-Mezclamos la harina con los ingredientes y el agua menos la mantequilla y vamos amasando muy bien hasta que quede una masa blandita.
-Posteriormente vamos incorporando la mantequilla poco a poco hasta que se integre en la masa.
-Dejamos reposar la masa unos 20 minutos para que así la masa coja oxígeno y luego se quede esponjosa.
-A continuación dividimos la masa en bolitas pequeñas y antes de ordenarlas en un molde con papel del horno debemos introducir el chocolate de tableta en pequeños trozos por la masa al gusto.
-Lo dejamos reposar durante una hora, después untamos con huevo y decoramos con los granos de sésamo.
-Por último lo ponemos al horno a 170 grados durante  30 minutos hasta que se dore.

chahda.jpg

Tiramisú sin queso y… sin huevo

Como sucede con muchísimos de los logros culinarios no se puede acreditar de forma irrefutable el susodicho origen. El caso del Tiramisú no es la excepción; de hecho, la historia del postre tal como se lo conoce, está rodeada de muchísimas controversias. En ‘Reppublica’ se le atribuye origen senegal y se lo nombra ‘Sopa del Duque’. La Toscana y el Véneto, ambas regiones italianas, reclaman la paternidad de esta inimitable delicia. Establecer quién tiene la razón se hace complicado cuando la historia raya la leyenda y el gran tiempo transcurrido limita toda posibilidad de una comprobación objetiva. De todos modos, la versión más acreditada de la historia del Tiramisú coloca su nacimiento hacia finales del siglo XVII. Se cuenta, que el dulce vio la luz en Siena; la ocasión fue una visita del entonces Gran Duque de Toscana, Cosimo III de Médici. Vanidoso, despilfarrador y amante del lujo, el histórico personaje era, también bastante goloso y apreció la nueva especialidad que, en su honor, fue bautizada “Sopa del Duque”. A su partida, la noble receta lo siguió a la corte de Florencia, que en aquel entonces era un crisol de intelectuales y artistas procedentes de toda Italia y Europa entera. Fue así que la “Sopa del Duque” se hizo famosa, hasta pasar las fronteras del gran ducado para llegar a Treviso y después a Venecia. En donde, sigue la leyenda, se convirtió en el dulce favorito de los cortesanos, dado que le atribuían propiedades excitantes y afrodisíacas. Hasta el punto que se difundió la costumbre de consumir abundantes porciones antes de cada encuentro amoroso. Esta es la razón por la cual la “zuppa del duca” cambió nombre y tomó aquel más alusivo de “tiramisú” (en italiano literalmente “tirame-arriba”).

Como nos contó Rosa, esta receta la realiza muy a menudo en casa a petición de su esposo, que le gusta mucho. Ella la realiza sin queso y sin huevo porque a su marido no le gusta. Esta receta se puede realizar de varias formas y combinando diferentes ingredientes, pero lo que no le puede faltar es ese intenso aroma a café.

INGREDIENTES:

– 200 Gramos de nata.
– 300 Gramos de Azúcar
– 250 ml de café
– 1 cucharada de esencia de vainilla
– 1 taza de chocolate en polvo
– 1 paquete de bizcochos

PREPARACIÓN:

– Empezaremos haciendo el café, para que se enfríe antes de utilizarlo (endulzarlo al gusto). De manera opcional se le puede agregar algún toque de licor (Amaretto).
– En segundo lugar montaremos la nata, le añadiremos la esencia de vainilla y la introduciremos en la nevera para que la crema no pierda el volumen.
– En una bandeja ponemos una capa de bizcochos bañaos en el café, y seguido una capa de la nata montada. Este proceso se puede repetir tantas veces como uno quiera, dependiendo del grosor que quiera darle al tiramisú.
– Espolvoreamos el cacao en polvo sobre la última capa de crema con ayuda de un colador.
– Introducimos  en el frigorífico unas horas para que el postre tome más sabor y quede más compacto.

 

tiramisu.jpg